Los aceristas españoles, contra las importaciones desleales

La Unión de Empresas Siderúrgicas (UNESID) celebró su XLVII Junta General Anual el pasado mes de julio, en un evento que reunió a la industria siderúrgica española y que contó, además, con la participación del Ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.

En el encuentro, Gonzalo Urquijo, presidente de UNESID, informó sobre la actividad del sector en 2014, presentó un paquete de medias para el impulso de la industria y manifestó el descontento de la siderurgia nacional en relación a las exportaciones de China.

Según el análisis de UNESID, en el ejercicio de 2014 se dieron muestras de recuperación del consumo de acero global, registrando un aumento de la demanda del 5’9%, equivalente a la del año 1996. No obstante, la industria siderúrgica española no pudo beneficiarse de ello: “El consumo aparente de acero en España apenas experimentó variación con respecto al mismo periodo del año anterior”, explica Urquijo, quien además se aventuró a señalar el motivo de esta tendencia.

La presión de las importaciones constituye un palo en las ruedas para la siderurgia española, incapaz de beneficiarse de cualquier resquicio de mejora respecto al consumo de acero global. “Los aceristas españoles no tienen miedo a la competencia leal y exportan tanto dentro como fuera de la Unión Europea, en condiciones de libre concurrencia. Sin embargo, no puede aceptar que importaciones desleales invadan nuestro mercado, añadiendo incluso en algunos casos graves riesgos para los consumidores”, manifiesa Urquijo.

Esta alusión tiene mucho que ver con las importaciones de China, un país que exportó más de 88 millones de toneladas en 2014, a menudo en condiciones de alejadas del mercado y sin reflejar los costes reales.

No es la primera vez que se denuncia una competencia desleal por parte del mercado asiático, cuya producción masiva inunda el mercado de acero barato, a unos precios con los que ningún país puede competir. Al respecto, UNESID ha colaborado con Eurofer en el planteamiento de expedientes de defensa comercial para proteger al mercado europeo de dicha competencia desleal.

Vía | UNESID y CincoDías

Artículos relacionados | México pide más controles en las importaciones de acero

Enviar una respuesta